Piaggio fabrica el robot Gita
Automatización y Robótica

Piaggio desarrolla un robot pequeño llamado Gita

La robótica se desarrolla a pasos agigantados siendo muchas las compañías que se están reconvirtiendo para no quedarse desplazadas de la revolución tecnológica que está cambiando nuestra sociedad. Una de esas empresas es la insigne Piaggio, fabricante de la histórica moto Vespa. Nos complace enseñaros en TEST a qué se dedica hoy día con tanto éxito.

Han pasado ya 3 años desde que el Grupo Piaggio se desarrollar aplicaciones por medio de la robótica gracias a una nueva sección de la compañía, la que se identifica como llama Piaggio Fast Forward (PFF). Fue entonces cuando presentaron el proyecto de un robot con el fin de adentrarse en el sector estratégico.

Su propuesta se llama Gita, un robot destinado a transportar objetos pesados a la vez que sigue a su dueño.

Prestaciones del robot GITA

Gita es un robot configurado para llevar materiales para uso individual para un máximo de 18 kilos.

En el prototipo inicial, GITA tenía 3 cámaras en la parte delantera con las que detectaba objetos y de esta forma, poder continuar a su propietario de forma autónoma por la acera. Dispone de una geometría circular, con una longitud de 56 centímetros y unos 22 kg  de peso y en un principio podía llegar a coger una velocidad máxima de treinta y cinco km/h.

Piaggio fabrica el robot Gita

El espacio de almacenaje es de reducidas dimensiones. Se calcula que puede caber por poner un ejemplo, un pequeño maletín, un PC portátil de catorce pulgadas y una cámara de fotografías.

Es una apuesta importante para Piaggio desarrollar un robot social inteligente prácticamente desde cero y por su valentía debemos de aplaudirles. Al prototipo inicial de Gita le modificaron algunas de sus características y a su vez modificaron otras.

Por ejemplo su velocidad ha sido reducida considerablemente a 9km/h. Habitualmente este detalle suele ser una desventaja, sin embargo el robot ha demostrado que es perfecta para un robot diseñado para seguir a las personas.

También debemos resaltar la modificación que han realizado disminuyendo su capacidad de batería. En estos momentos únicamente es capaz de seguir a la persona que esté delante a través de sensores ópticos.

GITA sólo está destinado para portar objetos por aceras o caminos bien asfaltado. Es desaconsejado ir por tierra, nieve o arena. Desde la empresa desarrolladora aseguran que está preparado para subir y bajar cuestas con un dieciséis por ciento de inclinación.

Debemos señalar que el dispositivo robótico ni interactua con su propietario, ni filma vídeos ni hace fotos, no sea que creas que es un dispositivo inteligente como Alexa de Amazon o el propio Siri.

Desde el propio robot se manipulan los parámetros de control. También puedes manipularlo desde una aplicación que deja para bloquear y desbloquear la tapa del cajón y revisar el estado de la batería. Una de sus particularidades es que emite mensajes de voz mediante Bluetooth. Dispone de una poderosa batería que tiene una autonomía de funcionamiento de 4 h y tan solo tarda en cargarse unas 2 h.

Gita puede seguir a las personas porque usa conexión WiFi instalada en un cinturón especial que debe utilizar la persona a la que tiene que seguir.

Si tus necesidades de espacio son mayores de las que ofrece GITA, PFF ha diseñado otro robot mayor llamada KILO, que dispone de mayor capacidad de carga destinada a empresas de mensajería. Sus desarrolladores han creado este robot orientado al sector empresarial. Es probable que sea utilizado en universidades, clínicas o bien grandes oficinas. Este atractivo robot ha salido al mercado en 3 colores, que son rojo, gris o azul. Eso sí, el alto precio de Gita es lo que actualmente ha impedido que lo podamos ver con mayor frecuencia en nuestras calles. Si estás planteándote comprarlo, debes de tener en cuenta que su precio no desciende de los 3.000€.